CEFNE

UNA BUENA COMUNICACIÓN PARA UNA MEJOR NEGOCIACIÓN

Desde CEFNE nos esforzamos cada día en mantenernos informados sobre cualquier mejora a ofrecer a nuestros interlocutores, esta semana nos hemos fijado en un fragmento de un libro que viene a hablarnos sobre cómo el estado de ánimo determina una buena comunicación.

“La interrelación entre una o varias personas es, en última instancia, un intercambio de emociones. Cuando preparamos una reunión, una presentación en público o una conversación relevante para nosotros, en la mayoría de los casos nos preocupa fundamentalmente el contenido del mensaje, lo que vamos a contar.

Este contenido podemos prepararlo articulando un discurso  que abarque los tres canales de comunicación por excelencia. También se comenta en el libro que podemos apoyarnos en contenidos metafóricos para que el impacto del mensaje sea más profundo.

Pero si, en la interrelación entre las personas se da sobre todo un intercambio emocional, entonces es absolutamente indispensable que trabajemos también nuestro estado de ánimo.

Cuando tengas planeado mantener una conversación que sea relevante para ti piensa siempre qué estado de ánimo debería llevar asociado esa interacción y prepáralo tanto o más que el contenido.

Supongamos que lo que quieres transmitir es entusiasmo. Busca entre tus recuerdos uno donde estuvieras realmente entusiasmado. Revívelo, respíralo y ánclalo según hemos visto anteriormente.

Justo antes de la charla programada, ponte en un espacio reservado y evoca ese sentimiento. Entusiásmate y vibra con el recuerdo. Exprésate físicamente con entusiasmo, exagéralo. Hazlo durante tres minutos sin pausa y te sentirás realmente entusiasmado”.

Del libro de Mercè Brey “Eres lo mejor que te ha pasado…¡Quiérete!”.