BLOG CEFNE

EL KNOW-HOW EN NEGOCIACIÓN

Sin duda, a todos nos gusta recibir recomendaciones de personas, ya sean de nuestro entorno o no, a la hora de comprar algo. Se trata del boca-oreja, del inglés Word of mouth.

El efecto que produce en nuestro cerebro escuchar estas recomendaciones en boca de alguien es inmediato y cuanto más numerosas sean mayor impacto va a producir y más probable será que el producto se compre.

¿Y por qué? Las personas tienden a creer más en las opiniones de otros que en los métodos tradicionales de publicidad porque el oyente piensa que el comunicador está siendo totalmente honesto al no tener ningún interés comercial y por tanto lucrativo detrás de su recomendación.

Este tipo de marketing incluye técnicas de marketing viral y programas de fidelización de los que hablaremos en próximos artículos así como de blogs y comunidades u otras técnicas que consiguen que los clientes hablen de los productos.

El plan de marketing boca-oreja consiste en llevar a cabo cinco simples pasos:

–      Localizar personas que sean capaces de retransmitir el mensaje boca-oreja. Influyentes se les denomina, pueden ser bloggers que casualmente hablan de un producto o bien clientes nuevos que están muy satisfechos con su nueva compra. El objetivo es identificar el núcleo de un grupo y ofrecerle un mensaje que desee transmitir.

–      Creación de un mensaje que se quiera difundir. Las características del mismo (el formato) no son importantes, lo principal es que la idea sea simple y fácil de trasladar. El objetivo es encontrar el mensaje idóneo que cause motivación entre los influyentespara su difusión.

–      Utilizar las herramientas tecnológicas necesarias que facilitan las conversaciones boca-oreja para conseguir un impacto máximo. Los blogs, comunidades y programas de fidelización a los clientes proporcionan el interés suficiente a los influyentes para que hablen con pasión de nuestro producto. El objetivo es no desatender estasherramientas para que no decaigan.

–      Sumarse a las conversaciones y diálogos de nuestros fans. Opinando y respondiendo a sus preguntas y agradeciendo sus comentarios. Interactúa con ellos. Conseguiremos ganar el respeto de los consumidores admitiendo y tolerando tanto las críticas buenas como las no tan buenas. El objetivo es integrarse con ellos.

Y por último:

–      Aprender a medir la conversación online, utilizando las herramientas disponibles en la red, incluir contadores. Conocer las expresiones por escrito en blogs y comunidades ayudará en este recuento y a conocer las impresiones reales del producto. El objetivo es valorar este feedback que nos facilita el consumidor y aprovecharlo en nuestro beneficio.

Siguiendo estos pasos conseguiremos un plan de marketing boca-oreja de forma sencilla y funcional. Simplemente, se trata de dar que hablar a la gente sobre algo, aunque parezca mentira, lo importante es que hablen de uno aunque sea mal.

https://www.linkedin.com/pulse/el-boca-oreja-en-marketing-raquel-rubio